arte en la red cafe y charla eventos opinarte.com cafe y charla eventos opinarte.com eventos cafe y charla opinarte.com

Buscar por:
Categoría:       Lugar: 

'Tobias Rehberger. I die every day. Cor I 15,31'

Palacio de Cristal (Organizado por el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía). Parque de El Retiro. Del 7 de Octubre de 2005 al 20 de Febrero de 2006.






El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía presenta en el Palacio de Cristal del Parque del Retiro la exposición del artista alemán Tobias Rehberger (Esslingen, Necker, 1966) I die every day. Cor I 15,31, proyecto específico producido expresamente por el Museo para este espacio, resultado del laborioso trabajo del artista a lo largo de dos años

Para introducirnos en este proyecto de proyectos, Tobias Rehberger ha escogido un impactante titulo extraído de una de las citas de San Pablo a los Corintios, y más concretamente del apartado sobre la Resurrección de los Muertos, cuestión esta crucial, pues el proyecto versa sobre la idea de la Resurrección dentro del trabajo y la trayectoria del artista.

En el momento en que Tobias Rehberger toma conciencia de la infinidad de proyectos que ha ido realizando y que nunca han visto la luz (son todos proyectos truncados) para lugares y espacios específicos y que finalmente han terminado engrosando una carpeta de inéditos que poco a poco aglutina y que supone ya otra carrera desconocida del artista, surge la idea de la realización de esta muestra . En esta ocasión el artista "re-toma" una selección de sus proyectos nunca realizados. Por ello, esta exposición es, por una parte, un proyecto de proyectos, en el más estricto sentido del término, y, por otra, la prueba fehaciente de dos de los planteamientos principales dentro de su obra. La noción de retrato, de biografía, o de reflejo del propio acto creativo y, la idea de traducción, translación e interpretación de los códigos y formas.


Para la puesta en escena de esta instalación, han sido seleccionados dieciséis proyectos, de entre los más de cuarenta con que contaba el artista. A través de sus esbozos, dibujos y escasas anotaciones, Rehberger intenta "re-hacer" y dar vida a los mismos a través de otras formas, materiales y tamaños. Además, la presentación del modelo o la maqueta constituye una propuesta, es decir, es una obra en sí misma, y una nueva obra de arte, donde los parámetros para la interpretación de la obra están en muchos casos soterrados u ocultos, nunca explícitos.

Este juego de múltiples capas, de repeticiones/diferencias y de matices conceptuales dentro de la obra de Rehberger -afirma el comisario- dota a su trabajo de un carácter que se aleja y contradice esos postulados simplistas que adscriben a su obra una vertiente exclusivamente de diseño, estética o esteticista; su origen, su historia y su desarrollo están marcados e informados por el arte y las preocupaciones formales y conceptuales deudoras de una vertiente alemana del arte que tiene en su background postulados de Bauhaus, Beuys o Kippenberger.

Al entrar en el Palacio de Cristal, comprobaremos que cada idea o proyecto ha tomado una forma diferente, "cada uno sufrió su enterramiento de forma distinta, tanto por cuestiones de tiempo como por ese misterio que el artista explícitamente no nos quiere descubrir" continúa el comisario. Algunos proyectos tienen que ver más con su concepción original y otros son tomados y reinterpretados totalmente reconfigurando su idea primigenia. De esta manera, los dieciséis proyectos tienen tras de sí una historia oculta, otra vida para la que fueron creados y a la que, con todo, accedemos en su resurrección, pero solamente a través de algunas de las pistas que el artista ha querido dejar entrever en los títulos, sin que nos desvele toda la información del mismo. Rehberger se sumerge en las Escrituras y en nuestra idea cristiana de Resurrección para presentar este proyecto, como si fuese algo totalmente vinculante. De ahí que, algunas veces, los títulos tomen, con cierta ironía y humor, el nombre de Jesús, hijo de Dios hecho carne, y el de otras "personalidades" y lo haga fusionar con el del propio artista y sus acciones.

En este caso, la acción conceptual del propio trabajo, del día a día (every day), es parte de este juego al que Rehberger nos invita al contemplar su nueva obra. En efecto, lo que estamos viendo con esta coreografía de formas, esta superposición de colores y cuerpos traslúcidos de los elementos, no es otra cosa que una serie de proyectos, ideas y concepciones que el artista ha ido realizando a lo largo de su dilatada trayectoria y que se había mantenido sin ver la luz hasta la fecha, aunque ahora adquiera una nueva corporeidad.

Lo más interesante de la iniciativa que se nos presenta en el Palacio de Cristal es que cada una de las piezas tiene su propio camino o traducción, siendo muchas completamente diferentes a las ideas originales aunque guarden una idea de formato o diseño. De esta manera, observaremos que piezas o proyectos que en primer lugar fueron concebidas para el suelo ahora son muros de celosías; que un proyecto para una especie de piscina se convierte ahora en pabellón que nos resguarda al ser invertido; que el proyecto de unos probadores para una tienda de calzado derivan en lámparas. Por el carácter traslúcido de las nuevas obras, - realizadas en su mayor parte en plexiglas-, el edificio se transformará en un "Palacio Utópico de las Maravillas" con muchos colores y formas que se implementan entre unas piezas y otras, entre unos proyectos y otros.

Tobias Rehberger es uno de los jóvenes artistas alemanes más reconocidos de los últimos años. Su obra se caracteriza fundamentalmente por establecer vínculos entre la arquitectura, el diseño y la producción de objetos. Rehberger realiza esculturas o instalaciones que se presentan como ambientes integrados, existiendo simultáneamente como arte y como espacios u objetos que mantienen una funcionalidad inherente a su naturaleza. Sus instalaciones, que llegan a adquirir tintes psicológicos, presentan estructuras gráficas y construcciones mobiliarias que llevan al límite los conceptos tradicionales del diseño. Las obras de Tobias Rehberger pueden incluir no sólo elementos pictóricos y arquitectónicos, sino también elementos paisajísticos. Su arte se entiende como una forma de acción que envuelve a los espacios y a las personas que los habitan.


Fuente: Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía
contacto   |   nota legal   |   créditos   |   RSS feed
© 2019, opinarte.com
¿Y tú qué has visto? 
- ¿Has visto alguna exposición o evento cultural interesante últimamente?.
- En este espacio puedes recomendárnoslo.

Recomendado 
 ARCO´15
IFEMA. Feria de Madrid. Avda. del Partenón, 5. 28042, Madrid. Pabellones 7 y 9. Del 25 defebrero al 1 de marzo de 2015.
 Mariano de Blas. Historias sin narración
Eka & Moor Art Galery. C/ Santa Isabel, 33. 28012 – Madrid. Del 5 al 28 de marzo de 2013.